Liste des articles

La Guerra de Indochina
Musica simple, estridencia, frenesi.

Noche de griterios y frenéticos bailarines en el Amauta. Se congrego la noche del viernes pasado una multitud de jovenes para aplaudir al grupo francés que ha venido causando serias disputas por su presentacion en Lima.
El diputado Vilchez tenia la razon, la presentacion del grupo francés Indochina fué un escandalo pero lo fué por la estruendosa multitud de jovenes que concurrio al coliseo Amauta para escuchar en vivo y en directo a este conjunto, ensordecedor para muchos pero alucinante y atractivo para los menores de 20 anos. Chicos y chicas por igual, compitiendo en alaridos y aplausos, casi repletaron el Amauta, dando respaldo a la fama fama de este grupo que provoco tantos resquemosos al diputado. Luces sicodélicas, olor a pasta y yerba, multitud de fans que parecian un trozo de algùn video clip bullanguero, dieron color y atmosfera a la presentacion de esos desenfadados franceses parisinos que han batido records de ventas de discos en su pais como en Escandinavia y estàn a punto de hacerlo en Perù.

MUSICA NON SANCTA

En el escenario del Amauta, mientras la chiquillada aullaba frenética, incitada por Nicola Sirkis, el cantante del grupo, a seguir el desenfrenado compàs , Dimitri ( Bodiansky ) se conto neaba con su saxo y el hermano gemelo del cantante Stephane, rasgaba en su guitarra eléctrica acompanado por el sintetizador de Dominique Nicolas
Era Indochina en pleno, con el contuendente argumento de su mùsica non sancta, sus canciones que nadie entendia pero que igual apasionaron a la enorme multitud de gente joven que concurrio a veral difamado conjunto.
Mùsica simple, maliosa, pero al dia eso fué Indochina, que cruzo el océano para hacerse aplaudir en Chacra Rios - Perù Sudamérica, punto final de su gira a este continente